En la búsqueda de una casa, mas allá de la ubicación, las comunicaciones, y el entorno, siempre procuramos que su interior nos transmita esa sensación de hogar tan placentera. En Libeen trabajamos mano a mano con nuestros clientes para hacer su sueño realidad, encontrando la mejor opción para ellos a través del #Smarthousing.  Ahora bien, ¿La disposición de un interior puede influir en nuestro estado de ánimo? En este nuevo blog te respondemos a esta pregunta. 

Psicología del espacio: ¿Qué es?

Actualmente las personas pasamos aproximadamente el 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados a lo largo de nuestra vida. Este dato fue aportado por la Encuesta Nacional de Patrones de Actividad Humana en Estados Unidos. Solo basta con multiplicar tu edad por 0,9 para conocer los años que has estado en zonas interiores, para hacerte una idea de la cantidad de tiempo que pasamos en un espacio cerrado.

Durante años, neurocientíficos y psicólogos han tratado de averiguar lo que en Libeen nos veníamos preguntando, cómo y de que forma una zona interior es capaz de influir en nuestra vida, ya sea en nuestra forma de ser o simplemente en cómo actuamos . De ahí que surja este concepto de la psicología del espacio. Busca conocer los factores y desencadenantes en la conducta humana a partir de esos espacios, todo ello en beneficio de la salud de las personas.

 

La pandemia y la psicología del espacio.

Entre las circunstancias que trajo consigo la pandemia, una muy destacada fue ese duro confinamiento que afectó a nivel global, y nos mantuvo retenidos en nuestros hogares durante largos meses. Este hecho, hizo que cada vez se preste más atención a esta área de la psicología. De tal forma que nos permite comprender que tanto el diseño como la distribución de interiores afecta a casi todos los ámbitos de nuestra vida, hasta incluso en aquellos en los que no vemos unión.

Tal y como aparece en el artículo de la BBC sobre la psicología ambiental, el hecho de la panorámica que tengas a través de tu ventana, puede afectar a tu nivel de concentración, así como la disposición de una oficina a favorecer la interacción entre sus trabajadores, establecer vínculos y favorecer el ambiente de trabajo. Siendo en muchos casos nada prioritario por parte de las empresas por puro desconocimiento. 

 

Pero y ahora sabiendo todo esto, ¿Cómo podemos mejorar estos espacios?

 

La naturaleza: como aliada para crear espacios armónicos y de tranquilidad.

Para poder mejorar la calidad de estos espacios, la vinculación con la naturaleza es la alternativa más valorada. Está científicamente demostrado que la proximidad a la naturaleza, o simplemente el poder contemplarla, permite restaurar nuestra capacidad mental y por consiguiente atencional. 

Favorecer la luz natural y el aire fresco, son aspectos fundamentales que se tienen que  tener en cuenta de cara a transformar estos espacios. Para ello debemos tratar de mantener cortinas y persianas subidas el máximo tiempo posible.  Tratar de purificar el espacio con las ventanas abiertas para permitir la entrada de aire renovado, etc.  Esto también ayuda a reducir el estrés del ambiente, lo que permite crear un espacio mas «sano» para nosotros.

Ahora que entendemos con algo más de detalle este fenómeno y la importancia que tiene, desde Libeen queremos ayudarte a buscar la mejor alternativa, transformando los gastos mensuales en una inversión para toda la vida, y así también puedes aplicar estos tips en tu nuevo hogar.  ¿Qué te parece? ¡Súmate a la revolución del #Smarthousing!

Deja un comentario

%%footer%%