Hace casi dos meses las condiciones para la tarifa de la luz cambiaron y sabemos que son un tanto complicadas. A nosotros nos gustan las cosas sencillas, como nuestro alquiler con opción a compra, por eso os traemos un post para que sea lo menos lioso posible. Por eso os traemos una explicación detallada de los precios y las horas. 

Tras las medidas nos hemos dado cuenta de una cosa, o eres madrugador, o noctámbulo o te tienes que pasar los fines de semana en casa poniendo lavadoras si no quieres que te cuesten un ojo de la cara.

¿Cuál es la finalidad?

La nueva factura de la luz, que entró en vigor este 1 de junio y fue diseñada de la mano por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, tiene como fin incentivar un consumo más eficiente por parte de los consumidores, buscando que el importe del recibo final dependa más de cuándo, que de cuánto se consume, con el traslado de los consumos a las denominadas horas ‘valle’.

¿Qué son las horas “valle”?

El horario valle abarca desde las 00h a 08 h entre semana y durante todo el día los fines de semana y festivos. El horario valle es el periodo donde las horas de consumo de electricidad son más baratas.

Es decir, para que tu tarifa de la luz sea lo más asequible posible, deberás poner lavadoras antes de irte a dormir, despertarte muy temprano o aprovechar los fines de semana. Estas horas “valle” son muy perjudiciales para los bares o negocios como peluquerías, ya que sus momentos de máxima actividad se salen totalmente de esta franja horaria 

¿Qué más horas hay?

Además de las horas valle contamos con el horario llano y el horario punta (el que hay que evitar a toda costa). El horario llano tiene una tarifa más moderada y se distribuye en tres franjas horarias de lunes a viernes: por la mañana de 08h a 10h, por la tarde de 14h a 18h y por la noche de 22h a 00h. Las horas valle siguen siendo más económicas que el llano pero aún así estas horas son más accesibles.

El horario que sí debes evitar es el horario punta que también se distribuye en tres franjas horarias pero esta vez en fin de semana. Las horas punta de la luz de una tarifa con discriminación horaria son de 10 a 14h y de 18 a 20h. En este horario es cuando más cara está la luz.

La potencia también influye

La potencia contratada se mide en kW y marca el límite de tu instalación eléctrica. Cuanta más potencia tengas, más electrodomésticos podrás tener encendidos a la vez (pero también más dinero gastarás).

En la potencia existen dos franjas horarias. Puedes tener la misma potencia contratada en ambas, o bien una potencia diferente en cada franja. 

Para la potencia únicamente existen el horario valle y el punta (el barato y el caro). El horario valle en el término de potencia se establece de lunes a viernes laborables desde las 00:00 a las 08:00. Tanto los días festivos como los sábados y domingos el horario valle dura las 24 horas del día. En esta franja horaria el precio por kW es mucho más bajo, por lo que si tienes pensado utilizar algo que requiera de mucha potencia, te recomendamos que  esperes a estas horas.

El horario punta de potencia es la que se distribuye de lunes a viernes (laborables) desde las 08:00 a las 00:00. Es cuando la potencia contratada tiene un coste mayor por cada kW. Es decir, en horarios de persona normal es cuando más cara está la potencia.

 

Esperamos que te haya quedado un poquito más claro y no tengas el lío que teníamos nosotros antes. Ya que sois #Smart a la hora de elegir o vender una vivienda, también queremos que lo seáis en todos los aspectos de vuestra vida.

Deja un comentario

%%footer%%