¡Hola #SmartHousers! Hoy os traemos los tips para conseguir el máximo ahorro en tu casa. Sabemos que aunque con el Smart Housing, el modelo de alquiler con opción a compra  conseguís ahorrar mucho a la hora de compraros una casa, el simple hecho de independizarse conlleva algunos gastos. Por eso, con el post de hoy, queremos ayudaros.

Ahorrar en casa no es difícil, sólo tienes que tener claro en qué.

Stop gasto innecesario de electricidad.

Seguro que es algo que tus padres te han repetido mil veces: “apaga luces, desenchufa si no lo estás usando…” y aún así, lo seguimos haciendo. Parece una tontería, pero el simple hecho de apagar luces o no dejar en stand-by los aparatos electrónicos que no estés usando puede hacer que tu factura de la luz descienda en un 12% mensualmente.

Stop gasto innecesario de agua.

Igual que nos han repetido mil veces lo de la luz, el “cierra el grifo… “ también nos suena familiar. Aunque pensemos que este sencillo acto no vaya a tener gran repercusión en nuestra factura, lo cierto es que, el cerrar el grifo mientras no lo estamos usando (mientras nos lavamos los dientes, nos lavamos el pelo o nos enjabonamos el cuerpo, puede suponer una gran diferencia a final de mes.

Planificar el gasto mensual

Algo tan sencillo como ir apuntando u organizando el gasto mensual puede hacer maravillas a final de mes. Además, hoy en día, no tenemos excusa ya que el apuntarlo todo de manera manual no es nuestra única opción. Contamos con aplicaciones como Fintonic, que nos ayudan a ahorrar y ser conscientes de todo lo que gastamos.

Lo barato sale caro

Entendemos que muchas veces al querer ahorrar, tendemos a buscar lo más barato de manera inmediata, pero la mayoría de veces lo barato sale caro. Algo que puede parecer un ahorro inminente, se puede convertir en un gasto mayor dentro de una semana o un mes. Así que apuesta por cosas buenas, aunque parezca un gran gasto de primeras, realmente míralo como una inversión. Un buen ejemplo sería la iluminación sostenible con las bombillas led. A priori, son más caras que las bombillas convencionales, pero a la larga pueden suponer un ahorro de hasta un 85% en la factura de la luz.

Deja un comentario

%%footer%%